Consejos para ser autodidacta en el aprendizaje de la música

Esta es la historia de Santiago. Santiago es un joven que está comenzando en el mundo de la música, quiere tocar guitarra, teclado, violín, ukelele, bajo y batería. Quiere aprender miles de canciones y trata de aprenderlas a tocar todas a la vez, pero tras varios meses no ha dominado ninguna y se siente frustrado… Si tu eres como Santiago quizás te interese leer toda la información a continuación. 😉

Hoy en día, con el auge de las comunicaciones y las nuevas tecnologías, es más sencillo encontrar material educativo en Internet. En el caso del aprendizaje de instrumentos musicales, muchos músicos profesionales ofrecen gratuitamente cursos, tutoriales o consejos a través de redes sociales como YouTube, de los más diversos instrumentos musicales, que van desde los más conocidos como guitarra, teclado, ukelele… Hasta canales más específicos como melódica, cuatro, maracas, etc.

Esto es pareciera una ventaja para el aprendiz autodidacta, como Santiago, pero allí lo ven, pasan los meses, y en lugar de navegar entre tanto material, naufraga sin un rumbo fijo. Cuando las personas tienen un maestro, esto no sucede, ya que, estos guían el rumbo del aprendiz y hacen que tengan objetivos específicos… pero… ¿Esto quiere decir entonces que Santiago no puede aprender a ser un gran músico? No, todo lo contrario, Santiago puede serlo, siempre y cuando tenga en cuenta ciertos tips.

– Organización: En primer lugar, es importante entender en qué orden debe suceder el aprendizaje. Naufragando entre videos es fácil perderse en las prioridades. Para aprender cualquier instrumento comúnmente se siguen una misma secuencia, ejemplo:

  1. La postura correcta.
  2. La anatomía del instrumento (partes, variedades, funciones de las piezas, tipos, etc).
  3. Afinación.
  4. Cuidados, mantenimiento.
  5. Notas y acodes (conceptos básicos de música).
  6. Notación (como se escribe la música para el instrumento).
  7. Ejecución (como se le comienza a sacar sonidos al instrumento).
  8. Canciones.
    1. Básicas
    2. Intermedias
    3. Avanzadas.

Para organizarse, Santiago tendría que tomar los videos que va encontrando en la red y organizarlos según el orden anteriormente descrito… Por lo tanto, no debería comenzar a practicar canciones avanzadas, sin dominar las básicas, o incluso no debería ni agarrar la guitarra sin saber cual es la postura correcta, ya que, esto podría ocasionarle lesiones.

Pero supongamos que Santiago ni siquiera sabe cual sería el orden en el que sucede el aprendizaje de su instrumento favorito. En este caso la mejor idea es consultar los libros. Estos tienen la gran desventaja (que para este caso es una ventaja), ellos tienen que ser estrictamente secuenciales. Si Santiago consulta muchos libros se dará cuenta que todos siguen patrones similares.

Una vez organizado el material, ya Santiago podrá tener un rumbo más claro para navegar las aguas de la red.

– Disciplina: La disciplina es una de las características que separa al aficionado del profesional. Son importante la practica diaria y constante, canalizar la pasión a la acción, el autocompromiso. El autodidacta al no tener presiones externas debe generar sus propias reglas y estas deben ser estrictas y sagradas. Es comprensible que si Santiago no se compromete a ser constante, podrán pasar años sin sentir un progreso.

– Evaluación: Otra de las dificultades del autodidacta es la carencia de un evaluador del progreso del aprendizaje (otro rol que cumple el maestro), para minimizar esta carencia Santiago puede valerse de lo siguiente:

  • Grabaciones: a veces ver videos de nuestras propias interpretaciones resulta odioso, porque creemos que el sonido es mucho peor de lo que escuchamos al tocar, pero también es algo que debemos hacer para poder tener una idea de como nos oyen otras personas. Además, descubrirá muchas cosas que mientras toca son difíles percibir.
  • Tocar para amigos: tocar entre compañeros, amigos u otros aficionados es una manera de enfrentarse a un público, y sin duda este es un excelente juez. En especial si Santiago tuviera amigos músicos. Esto también ayuda a enfrentar el miedo escénico, aumenta el autoestima y por lo tanto la motivación.
  • Retrospectiva: Es recomendable que cada cierto tiempo Santiago se siente a meditar y reflexionar las cosas en las que le ha ido bien y se siente seguro, estas cosas deben mantenerse en el tiempo o reforzarse de ser posible; también debe reflexionar aquello que con lo que se siente incómodo, y debe planificar como abordar estos puntos de mejora.

– Metas / Retos: Es sumamente importante establecerse metas concretas, correctas y realistas. Sentirse retado es un factor de motivación también. Ejemplo de metas serían: dominar una canción o un solo en un tiempo determinado, grabar un cover, preparar un concierto o una presentación, aprender una escala, practicar todos los días un ejercicio. Una vez dominada una meta, el reto de la siguiente tiene que ser igual o mayor.

– Foco: Uno de los retos más difíciles de superar para las personas que quieren aprender múltiples instrumentos como Santiago es la capacidad de enfocarse en una cosa a la vez. Es probable que, queriendo aprender y practicar muchas cosas, terminemos por no hacer ninguna. Además en el enfoque debe prevalecer un orden como comentaba anteriormente. En el caso de Santiago, sus instrumentos favoritos son la guitarra y el teclado casi por igual.

Un proceso típico de aprendizaje efectivo podría ser el siguiente: En primer lugar enfocarse en un sólo instrumento, digamos que lanzó una moneda y eligió la guitarra… Luego debe planificar su proceso de aprendizaje, organizar sus materiales, elegir una meta concreta con ese instrumento, por ejemplo, tocar “Los Pollitos Dicen” y concentrarse al máximo en esa meta. A veces queremos aprendernos canciones complicadas sin aprender lo básico, pero es importante hacerlo. Es muy aconsejable comenzar con piezas muy sencillas, dominarlas perfectamente e ir dominando progresivamente ejecuciones más complicadas. Esto dará a Santiago la sensación de progreso y por lo tanto mayor motivación para continuar.

Para concluir, considero que el aprendizaje autodidacta pudiera llegar a requerir mayor esfuerzo, ya que, tenemos muchos retos adicionales que no tendríamos con la guía de un experto, sin embargo, si contamos con una metodología adecuada y mucho sentido común, no hay límites a lo que podemos lograr.

No tengas miedo de explorar por tu cuenta algún instrumento, no hay nada que puedas imaginar que no puedas lograr, solo convierte tus sueños en metas concretas y verás como comenzarás a materializarlos.

Mucho ánimo 😉

3 Replies to “Consejos para ser autodidacta en el aprendizaje de la música”

  1. Héctor! Gracias por tus líneas no pudieron ser más acertadas, yo soy como Santiago! Quiero compartirlo, pero antes necesito que acomodes el error de tipeo en esta línea: “… las que le ha hido bien y se siente seguro…”

    Luego de eso, Feliz de compartirlo en mis redes.

    Un gran abrazo

  2. Pingback: ¿Quieres ser un pez? ¡Vive en el agua! – guzman6001

Deja un comentario