Venezuela (Por: Nestor Piñerúa)

Sueños que vienen y van,
sueños que se apagan y prenden.
Soñamos y despertamos,
y nunca dejamos de soñar.
Sueños que luchamos por lograr,
sueños imposibles de alcanzar.
Sueños tan lejos te tengo, sueño tan cerca te sueño.
Mi lentejuela, mi Venezuela, la más bellas de las velas,
de mi corazón y de mis sueños eres la dueña.
Tu tierra, tus mares, tus colores,
tu luz, tu aroma, tu piel,
cuatro, alma y corazón.
Unión, riqueza, felicidad,
de mis sueños eres mi pulmón.

Conociendo al Sr. Ernesto

Camino a mi casa en transporte público, subo a la unidad y tomo asiento junto a un señor de apariencia desgastada pero con la dureza en su rostro de las experiencias de la vida… Pisé parte de su chaqueta (abrigo), con cierta intencionalidad, ya que, invadía gran parte de mi asiento, pero el sujeto con gran educación pide disculpa y yo hago lo mismo.

Segundo más tarde comenta, con cansancio en su voz, el alivio que sentía que hubiésemos tomado transporte rápidamente, mencionó que el día anterior estuvo esperó una hora por abordar un microbus. Hablamos que esa línea de transporte en particular tenía mucha carencia de unidades y por ello las esperas y las colas eran largas.

Sin saber como, ni por qué, me comentó que su única familia eran cuatro perros y lo difícil de encontrarles comida, dos de ellos comían cualquier cosa, pero dos de sus familiares eran algo “payasos” para comer. Yo le indicaba que mi gato (Thor), comía casi de todo, comentario que aprovechó para aconsejarme que no le diera comida para perros, me contó que una vez tuvo un gato que casi muere producto de comer Perrarina.

Me contó que hace cinco años vivía en una plaza y su familia era de varios perros, una noche le dejaron 6 gatitos abandonados en su plaza, crió a todos los gatitos como su propia familia, mejor dicho, hizo a esos gatos parte de su familia, cinco hembras y un macho. Tiempo después las gatas tuvieron crías todas a la vez, llegando a estar rodeado de 48 gatos en un momento dado. También me habló de la Sra. Quijada, una gata que rescato de las garras de unos animales peligrosos, unos niños sin escrúpulos que la estaban maltratando y casi la matan, su nombre se debe a que la pobre gata tenía la quijada suelta. El mismo la llevó al veterinario, aunque siempre quedó con una patica lastimada.

Una noche, unos guardias le dieron una paliza, se lo llevaron fuera de la ciudad… Por lo visto, es la manera más “inteligente” que tiene el gobierno de mi país de “desaparecer” a los indigentes de las plazas, las explicaciones de todo lo que tuvo que hacer para regresar a la ciudad sobran, pero a su regreso encontró su familia desmantelada. La situación lo obligó a cambiar de plaza por su seguridad.

Antes de subirme en aquel bus estaba bastante impaciente por llegar a mi casa, pero cuando aquella unidad ya estaba a pocos metros de mi parada me dio cierta tristeza no poder seguir escuchando las historias del Sr. Ernesto… Un hombre con un gran valor humano, con más sensibilidad que la mayoría de las personas que he conocido y con más educación que muchos personajes con doctorados.

Me despido de él con un caluroso apretón de manos y al bajarme comienzo a repasar en mi cabeza aquellos minutos tan densos, primero lamentando que alguien de tanto valor para el mundo, como el Señor Ernesto fuera prácticamente invisible. Reflexionando una de sus frases “los perros son más inteligentes” ¿Y cómo no darte la razón amigo Ernesto? Cualquiera que vea el mundo como tu, no maltrataría un animalito indefenso hasta matarlo, nadie que te conozca y hable contigo te maltrataría y te separaría de tu única familia hermano.

Ojalá en el mundo existieran más personas como tu amigo Ernesto.

Empleados vs. Empleadores

En un país afectado por una fuerte crisis económica, moral y anímica, es difícil mantener sanos los ambientes laborales, ya que, todos los factores que influyen en el venezolano permean cualquier ámbito de su vida.

Llega a su trabajo entre 7:00 am y 8:00 am y ya, en esta etapa temprana del día, ha vivido decenas de cosas que lo desaniman (que no ejemplificaré porque este no es un artículo para desanimar a nadie, sino todo lo contrario, pero créanme que pueden ser muchas); pero al llegar se encuentra en su entorno con personas con su mismo estado o peor y se forma la típica conversación cuya conclusión estrella es “lo arrecha que está la vaina” y que “la plata no alcanza ni para lo básico”.

Entre tanto, en aquella empresa, varios pisos más arriba, hay en un escritorio, un sujeto con una corbata negra ya algo suelta, tomándose una aspirina, respirando profundo pensando en sus empleados y sus finanzas como “un problema bastante serio”. Ya no piensa en proyectos nuevos, su mente está ocupada en como solucionar sus problemas operacionales, sus empleados más talentosos se fueron del país, los pocos expertos que quedaban renunciaron por la sobrecarga de trabajo y la baja remuneración… Evidentemente, no es ajeno al estado de ánimo de los que tiene, pero cree que no puede hacer mucho al respecto, su mente sigue ocupada en cómo sobrevivir en una economía adversa.

Todos los días renuncia alguien, algunos por oportunidades en el extranjero, otros porque su salario cada día alcanza menos, esto unido a que la carga de trabajo y la presión es cada día mayor… Los que se quedan despiden a los que se van felicitándolos por la buena decisión (irse de esa empresa es siempre una buena decisión).

Al final… Empleados y empleador se ven uno al otro como un problema. Los empleados sienten que no se les valora lo suficiente, a los empleadores cada vez se le hace más difícil mantener un salario apropiado para sus empleados.

La presente reflexión la quiero dirigir específicamente a empleadores, ya que, en ocasiones algunos parecieran creer que el único problema del “Recurso Talento Humano” es económico.

Lamentablemente la bonanza en Venezuela ha mal acostumbrado a los venezolanos a resolver todos los problemas a base de plata, se pensaba que a mayor retribución económica, mayor felicidad en el personal… Pero son tiempos distintos, en el que se le exige a los empresarios y líderes mucha más creatividad. ¿Es difícil? SÍ… MUY DIFÍCIL… Se asemeja a la creatividad que tenemos que aplicar los caballeros para conquistar una dama en tiempos en los que un chocolate puede costar la mitad de tu sueldo.. Pero no es imposible… Lo importante es dejar, de una vez por todas, de ver a los empleados como parte del inmobiliario de la empresa, prescindir de sus sueños, de sus preocupaciones, de sus sentimientos.

Personalmente, a cualquiera le encantaría llegar a su sitio de trabajo y que este fuera un escape a todos los problemas de afuera, que transmitiera positivismo, esperanza, y que no ahonde en las penurias que vivimos día a día… En especial, muchas ocupaciones (como el desarrollo de software) la motivación juega un rol de vital importancia, ya que, motivación implica directamente producción.

Tan simple como algo de empatía y flexibilidad pueden ser el comienzo de un ambiente laboral más sano… Materializarlo con horarios más flexibles, teletrabajo en caso de aplicar o días libres pueden ser un comienzo. Un área de descanso/distracción bien pensada pudiera generar más beneficios de los que crees. Imagina… ¿Qué prefieres? Un empleado que descanse el cuerpo y la mente una hora (porque ten por seguro que, en su casa puede que sea más lo que se canse, que lo que descanse), pero que rinda 6 horas… ¿O que esté 8 horas improductivas luchando con el cansancio y el trabajo? :-/

Es importante abrir la mente y el corazón. Dejar atrás la gerencia despótica parecida a la línea de mando militar y ser flexible, innovadores y abiertos al cambio. Ser una familia.

No debe ser Empleados vs. Empleadores… Es hora de evolucionar y ser Empleados y Empleadores juntos por un montón de objetivos en común (personales y empresariales).

[Partitura] – Rosa Gentil

AUTOR: Lorenzo Herrera

RITMO: Vals

LETRA
Rosa gentil, reina del rosal.
Rosa gentil, flor primaveral.
Tu presencia y tu candor
adornan el jardín en flor (bis).

De todas las flores del jardín
tú eres la más hermosa,
entre madreselvas y jazmín
tú reinas orgullosa.

De radiante aurora tienes el color
y en tu semblante muestras una ilusión (Bis).
Rosa Gentil by guzman6001

[Partitura] Venezuela (Herreros y Armenteros)

Venezuela by guzman6001

Fuente: http://www.camburpinton.org/partitura-de-venezuela-por-antonio-blanco/