#Reto24LibrosEn2015 – 13 de 24: El Jugador

¿Cuantas cosas se pueden hablar del azar? Algunos dirían que un juego de azar como la Ruleta pudiera ser un perfecto ejemplo de un Sistema Caótico, otros aseguran que el azar no existe y le atribuyen todo al destino, incluso, hoy leía una noticia, cuya conclusión era que algunos sistemas si son demasiado aleatorios terminan por parecer poco aleatorios y por lo tanto es preferible hacerlos menos aleatorios para que parezcan más aleatorios.

IMG_20150413_190400Un mar de pensamientos en cuanto al juego y al azar es justamente el libro El Jugador de Fiódor Dostoyevski, un pequeño amigo que me encontré debajo de un puente y cuyo mínimo costo me parece opuesto al enorme valor que tiene. Además esta edición de la editorial española Bruguera cuenta con un estudio preliminar que bien vale la pena leer detenidamente.

Sea cosa de azar o no, hoy ocurrió algo interesante que me gustaría dejar documentado, como habrán podido notar (o no), es el tercer libro que publico hoy, la razón es que justamente hoy terminé de leer los tres, incluso cuando tienen dimensiones muy distintas, hecho que sin duda prueba que en cosas de azar puede pasar cualquier cosa.

En cuanto al libro ha sido de mis favoritos, al igual que me pasó con El Pasajero de Truman, es un verdadero placer tenerlo en las manos y perderse en la lectura.

#Reto24LibrosEn2015 – 12 de 24: Teorema del caos

teoria-del-caos-blanca-baldosY en un bus terminé de leer un libro de poesía llamado Teorema del Caos, obra de Blanca Baldó, actriz, productora y escritora caraqueña.

Aunque analizar un libro de poemas es personalmente difícil para mi considero que este libro, en particular, le hace mucho honor a su título. Wikipedia define Teoría del Caos como “la rama de las matemáticas, la física y otras ciencias que trata ciertos tipos de sistemas dinámicos muy sensibles a las variaciones en las condiciones iniciales. Pequeñas variaciones en dichas condiciones iniciales pueden implicar grandes diferencias en el comportamiento futuro, imposibilitando la predicción a largo plazo.” Justamente de esta imposibilidad de predicción se les da el apelativo de caóticos, algunos son básicamente impredecibles, irregulares, con una estructura desordenada.

Créanme cuando les digo que este libro le hace honor a su título, tiene una estructura impredecible e irregular, por ejemplo, y a manera de spoiler, les transcribo todo el contenido de la página 61: “Astrolabio”.