Si tu meta es demasiado grande: Divide y vencerás

Quizás parezca un concepto sencillo, pero puede pasar que nuestros objetivos sean demasiado ambiciosos o grandes y nos frustre la cantidad de trabajo requerido para alcanzarla… Por ejemplo, desarrollar un sistema grandísimo o aprender a tocar tener una empresa de desarrollo de software. La técnica del Divide and Conquer (Divide y vencerás) puede ser una buena aliada para tratar de acotar nuestro proyecto… Es decir, dividir esa gran meta en varias partes e ir enfocando nuestros esfuerzos en conquistar cada parte por separado o de manera incremental.

Por ejemplo, para desarrollar un sistema grande, probablemente puedas desarrollar funcionalidades o módulos y luego ir integrándolos con otros cuando tengas estables las partes. O si quieres ser Youtuber, pues graba unos videos, subelos y ve como te va. O si quieres ser un cantante de fama, canta en las fiestas de cumpleaños de tus amigos y conocidos y ve probando, aprendiendo y aumentando tu proyecto.

En resumen, si la meta/proyecto es grande, divídela en sub-proyectos que puedas hacer más fácilmente y concéntrate en él, y si ese es demasiado grande, vuélvelo a dividir y concéntrate en él. Así hasta que las partes se te hagan alcanzables y no descanses hasta lograr esa parte, y luego ve por la siguiente parte y así hasta que alcances tu meta más grande y ambiciosa.

Planificación

Cita

El buen estratega planifica siempre asumiendo el peor de los casos.