#SE-003: Teoría de la felicidad

Una teoría/razonamiento bastante sencillo, pero a mi gusto poderoso, que me lleva a pensar que la preocupación es un sentimiento innecesario, un lastre emocional, a pesar que las madres se han encargado desde el principio de los tiempos en sembrar el sentimiento que la preocupación es necesaria.

Si tienes una tarea que hacer, un problema, un proyecto, un evento o algo que resolver, no tienes porque preocuparte, tienes que OCUPARTE en resolverlo, algunos dicen “atacar el problema” a mi esa expresión me parece algo violenta, pero es la idea, porque la preocupación no te ayudará a tomar mejores decisiones, al contrario, obstruye el razonamiento. Si estudias para un examen preocupado, has perdido gran cantidad de dominio de ti mismo, y para un examen tener control de tus emociones es importantísimo. ¿Sabes que pasa si estudias preocupado? Que el miedo de reprobar te va a llevar a estudiar de más, estarás la noche estudiando y al día siguiente estarás cansado, y cuando estás cansado no razonas bien, por lo tanto tu rendimiento académico disminuye. ¿Qué tienes una entrevista de trabajo? Lo mismo, lo más importante en una entrevista es estar relajado y ser tu mismo, sincero y sereno. En fin, cualquiera de esas cosas que te dan miedo tienes que tratar primero de quitarte la preocupación y el miedo y luego trabajar en el tema, no al revés. Los problemas no se resuelven con preocupación, se resuelven actuando de manera inteligente.

Pero en ocasiones no tenemos la posibilidad de hacer mucho o nada. Una enfermedad, la distancia, la muerte, separaciones, rupturas, largas esperas y un sin fin de cosas que podrían mortificarnos pero que no están a nuestro alcance resolver… Pero, si no podemos solucionarlo ¿Por qué mortificarnos? Y sí, muchas veces nos dirán que tenemos la empatía en el trasero porque la gente se preocupa y tu no, pero ¿Qué ganas mortificándote por algo que no está bajo tu control? NADA, desde ya te lo digo, pierdes energía valiosa que le puedes dedicar a otra cosa realmente importante.

En conclusión, considero que la preocupación realmente es un sentimiento inútil y contraproducente, mejor es ser feliz y actuar día a día para serlo.

Deja un comentario