Conociendo al Sr. Ernesto

Camino a mi casa en transporte público, subo a la unidad y tomo asiento junto a un señor de apariencia desgastada pero con la dureza en su rostro de las experiencias de la vida… Pisé parte de su chaqueta (abrigo), con cierta intencionalidad, ya que, invadía gran parte de mi asiento, pero el sujeto con gran educación pide disculpa y yo hago lo mismo.

Segundo más tarde comenta, con cansancio en su voz, el alivio que sentía que hubiésemos tomado transporte rápidamente, mencionó que el día anterior estuvo esperó una hora por abordar un microbus. Hablamos que esa línea de transporte en particular tenía mucha carencia de unidades y por ello las esperas y las colas eran largas.

Sin saber como, ni por qué, me comentó que su única familia eran cuatro perros y lo difícil de encontrarles comida, dos de ellos comían cualquier cosa, pero dos de sus familiares eran algo “payasos” para comer. Yo le indicaba que mi gato (Thor), comía casi de todo, comentario que aprovechó para aconsejarme que no le diera comida para perros, me contó que una vez tuvo un gato que casi muere producto de comer Perrarina.

Me contó que hace cinco años vivía en una plaza y su familia era de varios perros, una noche le dejaron 6 gatitos abandonados en su plaza, crió a todos los gatitos como su propia familia, mejor dicho, hizo a esos gatos parte de su familia, cinco hembras y un macho. Tiempo después las gatas tuvieron crías todas a la vez, llegando a estar rodeado de 48 gatos en un momento dado. También me habló de la Sra. Quijada, una gata que rescato de las garras de unos animales peligrosos, unos niños sin escrúpulos que la estaban maltratando y casi la matan, su nombre se debe a que la pobre gata tenía la quijada suelta. El mismo la llevó al veterinario, aunque siempre quedó con una patica lastimada.

Una noche, unos guardias le dieron una paliza, se lo llevaron fuera de la ciudad… Por lo visto, es la manera más “inteligente” que tiene el gobierno de mi país de “desaparecer” a los indigentes de las plazas, las explicaciones de todo lo que tuvo que hacer para regresar a la ciudad sobran, pero a su regreso encontró su familia desmantelada. La situación lo obligó a cambiar de plaza por su seguridad.

Antes de subirme en aquel bus estaba bastante impaciente por llegar a mi casa, pero cuando aquella unidad ya estaba a pocos metros de mi parada me dio cierta tristeza no poder seguir escuchando las historias del Sr. Ernesto… Un hombre con un gran valor humano, con más sensibilidad que la mayoría de las personas que he conocido y con más educación que muchos personajes con doctorados.

Me despido de él con un caluroso apretón de manos y al bajarme comienzo a repasar en mi cabeza aquellos minutos tan densos, primero lamentando que alguien de tanto valor para el mundo, como el Señor Ernesto fuera prácticamente invisible. Reflexionando una de sus frases “los perros son más inteligentes” ¿Y cómo no darte la razón amigo Ernesto? Cualquiera que vea el mundo como tu, no maltrataría un animalito indefenso hasta matarlo, nadie que te conozca y hable contigo te maltrataría y te separaría de tu única familia hermano.

Ojalá en el mundo existieran más personas como tu amigo Ernesto.

Valora lo negativo

Usualmente la desesperanza nos alcanza… Caemos en pozos y nos desesperan las situaciones que no podemos controlar… Pero esas son situaciones imprescindibles en la vida para crecer y madurar… Por ejemplo… Cuando hacemos un trabajo de cara a un público (artistas, maestros, conferencistas, youtubers), SIEMPRE habrá un sector de tu público que vive sólo para destruirte, para criticar, para joder… Ellos son sumamente importantes, porque son una oportunidad para escuchar (aunque sean a veces crueles) tus opciones para mejorar.

Pasa lo mismo en lo personal, particularmente, no he conocido nadie que haya logrado superar baches que no sea ahora más fuerte y esté más preparado para los caminos difíciles, de hecho, las personas con más éxito en el mundo, por lo general, han pasado situaciones bastante difíciles. Estudiar y leer las vidas de la gente de éxito casi hace que a uno le provoque tener problemas mucho más difíciles en la vida, ya que, los propios muchas veces no se comparan a lo que ellos han superado.

No hay ejercito en la tierra que haya logrado vencer a uno de los guerreros que descendieron  a los infiernos y lograron volver victoriosos con los cachos de lucifer en las manos.

Buffering y otros trucos para publicar todos los días

Por lo general generar contenidos a diario es una tarea difícil. Hace algunos años era el blogging (escribir en un blog), ahora generar contenido diarios es un poco más complejo, ya que, se usan distintas redes sociales y por lo general el público en cada una es distinto, así que, probablemente, nos terminemos casando con una red social y usando otras como complemento.

Actualmente, YouTube e Instagram son grandes plataformas para publicar contenido a diario, siendo instagram un poco más sencillo, ya que, por lo general usar una imagen, una descripción corta y listo. En el caso YouTube y un blog se necesita un poco más de preparación para generar contenido.

Una de las principales técnicas para ser constantes a la hora de publicar es tener un conjunto de publicaciones adelantadas. Es muy difícil escribir a diario, porque a lo mejor falta inspiración o porque nuestro día a día lo impide o porque ese día tuvimos muchas otras ocupaciones. En contraposición, hay días en los que podemos tomar el tiempo para hacer dos o más publicaciones, esas oportunidades hay que aprovecharlas para tener varios dias adelantados. Es por ello que la mayoría de las plataformas permiten programar publicaciones.

Otra técnica es tener un tipo de contenido muy fácil de generar, que no dependa de la creatividad. Por ejemplo, en mi caso, cuando no se me ocurre nada que escribir, veo un video de #Mentor365, que me sirve como idea para generar un contenido propio, otra opción es generar un contenido más corto y menos elaborado, pero se corre el riesgo de que tu público sienta en ello una desmejora de la calidad de tu contenido.

Por último, puedes buscar más fuentes de información u otras personas que te ayuden, probablemente cuando tu no puedas tus socios o compañeros pueden brindarte una mano.

 

Acerca del reciclaje: Carta abierta a las empresas

Estimados empresarios:

En un país que atraviesa una situación bastante compleja, pareciera que no nos decidimos a poner manos a las obras en algunos cambios culturales necesarios… Particularmente hay muchas cosas sencillas que se pueden implementar para ahorrar dinero y ayudar al medio ambiente, en especial ciudades como Caracas que pareciera carecer de mantenimiento.

¿Es muy difícil colocar, por ejemplo, tres lugares para separar los desechos? (Vídrio, papel y plástico, por ejemplo)

Los que viven cerca de instituciones oficiales, financieras o grandes torres sabrán el inmenso gasto y consumo de papel que se genera, los centros comerciales y zonas de comida desechan aluminio y vidrio.

Insisto, me resulta inexplicable como votamos, botamos a lo loco, en una situación, en la que, todo recurso que podamos ahorrar o reciclar genera un beneficio bastante grande.

El caso papel me llama poderosamente la atención, se piden copias, autorizaciones, cartas y planillas para todo, los bancos, los registros, las instituciones, todo es un papeleo, y el gasto en papel de cualquier trámite es impresionante.

Parece que no hemos superado nuestra mentalidad de derroche, que tanto le sorprendía a Isabel Allende y aprendido a vivir con recursos limitados.

Estimado empresario, dueño de altas torres, en tus manos tienes una oportunidad de oro para ahorrar y contribuir ¿Vas a desperdiciar la oportunidad de lucirte?

¿Cómo conservar un buen hombre?

Hace poco una amiga en una historia de su Whatsapp publicó la imagen a continuación… Y me llamó mucho la atención porque es muy extraña, sin embargo, me pareció propicio escribir al respecto, ya que, muchas mujeres la pueden interpretar muy mal.Imaginemos que por flojera, la persona que lo lee, se lleva la idea de la primera frase: “Recuerda esto: no hay nada que puedas hacer para “conservar” a un buen hombre”… Allí le respondería lo siguiente a la mujer que considere eso:

Es una total mentira que “no hay nada que puedas hacer para ‘conservar’ a un buen hombre”. Lo único que tendría que hacer una mujer es valorarlo y hacerlo sentir valorado. Entregarle su corazón, sus sentimientos, su sinceridad… Lamentablemente (no digo que sea tu caso), muchas mujeres sienten que son las únicas que tienen que ser consentidas (quizás por machismo, quizás por cultura) y no se dan cuenta que el hombre también necesita atención y detalles. El hombre no sólo está para amar, sino para ser amado, así como la mujer no sólo está para ser amada, está para expresar su amor y hacer sentir amado al hombre… Así se conserva a un buen hombre… Haciéndolo sentir importante.

Para aclarar las cosas: El escrito en la imagen fue hecho por un hombre, no por una mujer y además está incompleto… El texto completo dice:

“Recuerda esto: no hay nada que puedas hacer para “conservar” a un buen hombre, y el hombre equivocado no vale la pena ser conservado. Entonces, es posible que te preguntes: “¿Qué tiene que hacer una mujer para conservar a un hombre?”. La respuesta es… que debes olvidarte de la idea de que tienes el poder para conservarlo, y debes enfocarte en encontrar a un buen hombre que te ame y te respete lo suficiente como para querer quedarse: ese es el secreto.

Como verás, es posible que estés haciéndolo todo bien, pero si ese hombre no te ama ni te respeta, y si no aprecia lo que haces por él, tu esfuerzo será en vano.” – Mr. Amari Soul #ReflexionesDeUnHombre

Mujer: recuerda algo, tu creas tu suerte en el amor. No le pidas rosas a alguien que sabes que no te las va a dar. Tampoco destruyas al que si te da rosas, porque quizás les quites las ganas de creer en el amor. Abre los ojos, se inteligente.

Empleados vs. Empleadores

En un país afectado por una fuerte crisis económica, moral y anímica, es difícil mantener sanos los ambientes laborales, ya que, todos los factores que influyen en el venezolano permean cualquier ámbito de su vida.

Llega a su trabajo entre 7:00 am y 8:00 am y ya, en esta etapa temprana del día, ha vivido decenas de cosas que lo desaniman (que no ejemplificaré porque este no es un artículo para desanimar a nadie, sino todo lo contrario, pero créanme que pueden ser muchas); pero al llegar se encuentra en su entorno con personas con su mismo estado o peor y se forma la típica conversación cuya conclusión estrella es “lo arrecha que está la vaina” y que “la plata no alcanza ni para lo básico”.

Entre tanto, en aquella empresa, varios pisos más arriba, hay en un escritorio, un sujeto con una corbata negra ya algo suelta, tomándose una aspirina, respirando profundo pensando en sus empleados y sus finanzas como “un problema bastante serio”. Ya no piensa en proyectos nuevos, su mente está ocupada en como solucionar sus problemas operacionales, sus empleados más talentosos se fueron del país, los pocos expertos que quedaban renunciaron por la sobrecarga de trabajo y la baja remuneración… Evidentemente, no es ajeno al estado de ánimo de los que tiene, pero cree que no puede hacer mucho al respecto, su mente sigue ocupada en cómo sobrevivir en una economía adversa.

Todos los días renuncia alguien, algunos por oportunidades en el extranjero, otros porque su salario cada día alcanza menos, esto unido a que la carga de trabajo y la presión es cada día mayor… Los que se quedan despiden a los que se van felicitándolos por la buena decisión (irse de esa empresa es siempre una buena decisión).

Al final… Empleados y empleador se ven uno al otro como un problema. Los empleados sienten que no se les valora lo suficiente, a los empleadores cada vez se le hace más difícil mantener un salario apropiado para sus empleados.

La presente reflexión la quiero dirigir específicamente a empleadores, ya que, en ocasiones algunos parecieran creer que el único problema del “Recurso Talento Humano” es económico.

Lamentablemente la bonanza en Venezuela ha mal acostumbrado a los venezolanos a resolver todos los problemas a base de plata, se pensaba que a mayor retribución económica, mayor felicidad en el personal… Pero son tiempos distintos, en el que se le exige a los empresarios y líderes mucha más creatividad. ¿Es difícil? SÍ… MUY DIFÍCIL… Se asemeja a la creatividad que tenemos que aplicar los caballeros para conquistar una dama en tiempos en los que un chocolate puede costar la mitad de tu sueldo.. Pero no es imposible… Lo importante es dejar, de una vez por todas, de ver a los empleados como parte del inmobiliario de la empresa, prescindir de sus sueños, de sus preocupaciones, de sus sentimientos.

Personalmente, a cualquiera le encantaría llegar a su sitio de trabajo y que este fuera un escape a todos los problemas de afuera, que transmitiera positivismo, esperanza, y que no ahonde en las penurias que vivimos día a día… En especial, muchas ocupaciones (como el desarrollo de software) la motivación juega un rol de vital importancia, ya que, motivación implica directamente producción.

Tan simple como algo de empatía y flexibilidad pueden ser el comienzo de un ambiente laboral más sano… Materializarlo con horarios más flexibles, teletrabajo en caso de aplicar o días libres pueden ser un comienzo. Un área de descanso/distracción bien pensada pudiera generar más beneficios de los que crees. Imagina… ¿Qué prefieres? Un empleado que descanse el cuerpo y la mente una hora (porque ten por seguro que, en su casa puede que sea más lo que se canse, que lo que descanse), pero que rinda 6 horas… ¿O que esté 8 horas improductivas luchando con el cansancio y el trabajo? :-/

Es importante abrir la mente y el corazón. Dejar atrás la gerencia despótica parecida a la línea de mando militar y ser flexible, innovadores y abiertos al cambio. Ser una familia.

No debe ser Empleados vs. Empleadores… Es hora de evolucionar y ser Empleados y Empleadores juntos por un montón de objetivos en común (personales y empresariales).

¿Quieres ser un pez? ¡Vive en el agua!

Todos queremos crecer en algún ámbito o crear algún hábito que nos permita fortalecer una habilidad o alcanzar metas concretas… Por ejemplo, aprender inglés, hacer ejercicios, ser un gran orador, ser un gran músico, leer cierta cantidad de libros al año,etc… Todos tenemos un gran sueño que queremos lograr… Ahora te hago una pregunta muy importante… A diario ¿Tu entorno se parece a lo que quieres? Me explico con los ejemplos anteriores…

Si quieres aprender inglés ¿Con que frecuencia practicas al día? Hay muchas maneras de estar dentro del inglés a diario, jugar con Duolingo, hablar con personas en inglés, ver videos/películas en inglés, leer/ver noticias en inglés. ¿O simplemente es algo que harás en algún momento?

Si quieres ser un músico ¿Tu casa parece la de un músico? ¿Tienes una guitarra o un piano a la mano? ¿Sigues redes sociales de aprendizaje del instrumento que quieres? (de hecho, por aquí te dejo un artículo con algunos consejos si quieres aprender a ser autodidacta en música).

¿Quieres leer más? ¿Qué libros quisieras leer? ¿Te has planteado algún reto? ¿Compartes con personas que lean habitualmente y te puedan recomendar libros o prestártelo?

Si quieres ser algo, tu ambiente, tu entorno, tu vida tiene que llenarse de ese algo… Hace muchos años tenía la idea de emprender, pero lo máximo que hacía era ir a un evento de emprendimiento una vez al mes y no mucho más… Pero a eso no se le puede llamar un ambiente… ¿En que ayudaban los otros días a lograr esa meta? Un día revisé mis suscripciones de Redes Sociales, en especial YouTube, y me pregunté ¿Cuántos canales acerca de emprendimiento sigo? Para aquel momento tenía la bochornosa cantidad de CERO. Allí mismo caí en cuenta que realmente mis pasos no eran consistentes con mis metas. Comencé a suscribirme a canales educativos en emprendimiento y mi sorpresa fue mi grande al encontrarme no solo muchos canales, sino que, muchos de ellos ofrecían información bastante extensa, profunda y detalladas con herramientas, metodologías, consejos, trucos y muchas más cosas…

Desde aquel momento mi cerebro se comenzó a reconfigurar, cuando comienzas a escuchar a diario a los emprendedores hablando, automáticamente en tu cerebro se graba el lenguaje y la mentalidad del emprendedor y comienzas tu mismo a hablar ese mismo lenguaje, luego comienzas a tomar decisiones como un emprendedor y eventualmente te conviertes en uno.

Así mismo es para cualquiera de los ejemplos nombrados:

¿Aprender inglés? Vive en inglés, habla inglés, escucha aunque no entiendas un sipote, pon videos de fondo, tanto escuchar algo se te queda en la mente, créeme.

¿Quieres hacer ejercicios? Rodeate de personas que les guste hacer ejercicio (o les gustaría), camina, trota en un parque.

¿Quieres ser músico? Rodéate de músicos, la mayoría de los apasionados viven en la música y huelen a música, hablan música y su pasión se transmite por ondas sonoras.

¿Quireres leer? Pregúntale a todos tus amigos si les gusta leer, cuales son sus libros favoritos y por qué, cuántos libros leen, qué autor les gusta. Al apasionado por la lectura le encantará contestarte todas esas pregunta y te aseguro, que hasta capaz y te presta su libro favorito para que lo leas.

¡Anda! Sin miedo… Respóndeme… ¿Qué quieres en la vida? ¿Qué quieres ser? ¿Qué quieres lograr? … Y dime ¿Te estás rodeando con la esencia de eso que quieres?

Si quieres ser un pez ¿Qué haces fuera del agua?

En busca de la felicidad (Por Néstor Piñerúa)

Vivimos en una constante lucha en busca de la felicidad. Hay quienes afirman que hay momentos felices, que la felicidad eterna no existe, y puede que esta premisa sea cierta. Muchos sueñan con llegar a ser millonarios. Otros sueñan con sanar su cuerpo, alma y corazón.

Hay que partir del hecho de ser feliz con uno mismo. Para amar a otros hay que aprender a amarse a uno primero, de conocernos y reconocernos, de aceptarnos tal cual somos. Creer en la imperfección del ser humano, así como en la capacidad de corregir nuestros errores. Creer en nuestro talento, en nuestra voluntad, en nuestros sueños, en la ambición sana de corazón y en el éxito.

La felicidad radica en obtener paz y transferirla al prójimo, en vivir y dejar vivir, en amar a nuestros seres queridos, en hacer amigos y cultivarlos, en gozar y agradecer nuestra salud, en las oportunidades que Dios nos da cada día. En tener la bendición de respirar, caminar. En disfrutar una buena comida, una amena conversación, un clima delicioso, un rico café, un mágico beso, una sonrisa, un extraordinario momento.

Vivamos el presente como si no hubiera otro mañana. Respetemos opiniones, creencias, culturas y religiones. Hagamos un favor, demostremos nuestro corazón. Dejemos atrás la arrogancia temporal. Trabajemos con humildad. Seamos promotores de paz y sigamos en busca de nuestra felicidad.

Comunicación Responsable (Por Nestor Piñerúa)

En pleno siglo XXI aumenta cada día la oportunidad y los recursos para emitir un mensaje en las redes. Existen múltiples plataformas que nos conducen a informar, educar y entretener al público receptor. Si es cierto que se debe estudiar para desarrollar contenidos comunicacionales efectivos, también lo es el hecho que no se requiere ser profesional en esta área del conocimiento para poseer uno de los valores más importantes de una sociedad: la responsabilidad.

La comunicación como acción de transmitir un mensaje, promueve no sólo la interacción por parte del receptor, sino que también mide su efecto positivo o negativo.

Un arma tan poderosa como lo es la comunicación se debe usar para el bien de todos. El mar de las redes y los recursos digitales permiten la multiplicación de emisores, por la cual muchos tienden a ignoran lo letal que pueden llegar a ser si trabajan de manera incorrecta.

Periodistas, escritores, blogueros y cualquiera que maneje una red social o medios digitales debe actuar bajo el principio del respeto. Es decir, cuidar siempre la sensibilidad del receptor.

Una buena ortografía, un texto casado con la coherencia, y arropado con un buen argumento, siempre irá en pro a la construcción de una sociedad que merece ser tratada de manera responsable, es decir, con información confirmada de primera mano, documentada, con datos reales y sin caer en vicios como el amarillismo o sensacionalismo.

Comunicadores somos todos. Profesionales o no, el objetivo a la hora de convertirnos en emisores, es estimular mensajes positivos a nuestro público lector, espectador u oyente.

Respetemos el trabajo de otros, démosle crédito a quien lo merece, desarrollemos nuestra capacidad creativa y asi parir contenidos de calidad y, sobre todo, seamos conscientes de las consecuencias que puede traer el espesor del mensaje.

#SE-003: Teoría de la felicidad

Una teoría/razonamiento bastante sencillo, pero a mi gusto poderoso, que me lleva a pensar que la preocupación es un sentimiento innecesario, un lastre emocional, a pesar que las madres se han encargado desde el principio de los tiempos en sembrar el sentimiento que la preocupación es necesaria.

Si tienes una tarea que hacer, un problema, un proyecto, un evento o algo que resolver, no tienes porque preocuparte, tienes que OCUPARTE en resolverlo, algunos dicen “atacar el problema” a mi esa expresión me parece algo violenta, pero es la idea, porque la preocupación no te ayudará a tomar mejores decisiones, al contrario, obstruye el razonamiento. Si estudias para un examen preocupado, has perdido gran cantidad de dominio de ti mismo, y para un examen tener control de tus emociones es importantísimo. ¿Sabes que pasa si estudias preocupado? Que el miedo de reprobar te va a llevar a estudiar de más, estarás la noche estudiando y al día siguiente estarás cansado, y cuando estás cansado no razonas bien, por lo tanto tu rendimiento académico disminuye. ¿Qué tienes una entrevista de trabajo? Lo mismo, lo más importante en una entrevista es estar relajado y ser tu mismo, sincero y sereno. En fin, cualquiera de esas cosas que te dan miedo tienes que tratar primero de quitarte la preocupación y el miedo y luego trabajar en el tema, no al revés. Los problemas no se resuelven con preocupación, se resuelven actuando de manera inteligente.

Pero en ocasiones no tenemos la posibilidad de hacer mucho o nada. Una enfermedad, la distancia, la muerte, separaciones, rupturas, largas esperas y un sin fin de cosas que podrían mortificarnos pero que no están a nuestro alcance resolver… Pero, si no podemos solucionarlo ¿Por qué mortificarnos? Y sí, muchas veces nos dirán que tenemos la empatía en el trasero porque la gente se preocupa y tu no, pero ¿Qué ganas mortificándote por algo que no está bajo tu control? NADA, desde ya te lo digo, pierdes energía valiosa que le puedes dedicar a otra cosa realmente importante.

En conclusión, considero que la preocupación realmente es un sentimiento inútil y contraproducente, mejor es ser feliz y actuar día a día para serlo.