Google conmemora el 45° aniversario de El Chavo del 8

Sin duda Google ha sacado Doodles épicos, pero esta sencilla imagen animada, que conmemora el 45° aniversario de la primera emisión de El Chavo del Ocho el 20 de Junio de 1971 me parece una genialidad.

Doodle-Google-Chavo-del-8-45-aniversario

No tenía pensado escribir más nada al respecto, ya que, entre fanáticos y detractores la gran mayoría conocemos la historia de El Chavo y su gran penetración en la audiencia.

#Ortografía: ¡No se dice onceavo en lugar de undécimo!

Los ordinales se utilizan para referirnos a un orden o sucesión: primero, segundo, tercero, cuarto, etc.

La forma abreviada de los ordinales se forma con una “o” volada (es la “o” pero colocada en un tamaño más pequeño y en la parte superior) o “a” volada, dependiendo de si es masculino o femenino, y punto intermedio:

Ejemplos:

  • 18.° mandamiento.
  • 2.ª carrera del año.
  • 3.ª edición.
  • 21° torneo.

Los ordinales correspondientes a los números 11 y 12 a veces se confunden con las fracciones. Cuando dividimos algo en 11 partes, si tomamos una parte decimos que es una onceava parte. Pero si nos referimos al ordinal, algo que se encuentra en el puesto 11, decimos undécimo (que es la forma preferida del uso culto) o decimoprimero. Igual pasa con el 12: doceavo es una parte de algo que se dividió en 12, mientras que duodécimo o decimosegundo es algo que se encuentra en el puesto 12.

Así, es correcto decir: Me comí la onceava parte de la pizza. Pero es incorrecto decir: subí al onceavo piso.
Correcto: subí al undécimo piso / subí al decimoprimer piso.

Por último, cuando nos referimos a los ordinales que van desde el 13.° al 29.° se pueden escribir en una o dos palabras. Son correctos tanto decimotercero como décimo tercero.

Pero del 30.° en adelante, siempre se escriben en dos palabras. 35.° se escribe trigésimo quinto.

#Ortografía: Bimensual ¿Cada dos meses o dos veces al mes?

Cuando decimos que algo ocurre mensualmente significa una vez al mes.

Bi significa dos o dos veces. Por eso, si decimos bimensualmente nos referimos a algo que ocurre o se hace dos veces al mes. Por ejemplo, si un empleado cobra su sueldo el 15 y 30 de cada mes, podemos decir que recibe su salario bimensualmente. No es lo mismo que bimestral. Un bimestre es un espacio de tiempo de dos meses. Por lo tanto, algo que ocurre bimestralmente significa que se repite cada dos meses. Enero y febrero son un bimestre, por ejemplo.

Por extensión, trimestral es un período de tres meses, cuatrimestral se refiere a un lapso de cuatro meses y semestral es cada seis meses.

Por otro lado, hablando también de tiempos, así como anual es lo que sucede una vez al año, bianual es dos veces al año. Un curso que comience en marzo y luego en mayo puede decirse que es bianual. En cambio, algo que ocurre cada dos años es bienal, porque bienio se refiere al período de dos años.

Profesión de Banquero (Aquiles Nazoa)

Extraña profesión la del banquero:
dibujar lagartijas en billetes,
comerse puntualmente su tabaco
y pinchar con su pluma entomológica
los números servidos a su mesa.

Instalado en su silla vaticana
pellizca aquí y allá menudas cifras
o bien al escuchar la trompetilla
que le tira un audífono privado,
asume una actitud de esbelto brindis
y se bebe el teléfono de un trago.

Extraña profesión la del banquero:
ponerse bicicletas en los ojos,
limpiarlas cuando llega otro banquero
con su gentil pañuelo junto al cual
lleva también un corazón Luis XV,
o ponerse a decir cosas aseadísimas
con ademanes propios de conejo
ante una dactilógrafa de vidrio
que se sienta ante él como una etcétera.

A las once el banquero toca el timbre,
pues es la hora de tener jaqueca
y de la caja fuerte saca una
píldora de importancia y se la toma.

Qué extraña profesión la del banquero:
pinchar con su estilográfica las cifras
como exquisitas presas de ensalada
y en casi maternales cucharadas,
dárselas de comer a la chequera.

profesion-de-banquero

#Ortografía: Es incorrecto decir “hubieron”

Cuando el verbo haber se usa para indicar la presencia o existencia de
personas o cosas, es impersonal y por lo tanto solo se utiliza en tercera
persona del singular. Por eso, es incorrecto colocarlo en plural.

No diga: habían, hubieron o han habido.

Incorrecto: Hubieron muchas personas.
Correcto: Hubo muchas personas.

Incorrecto: Habían muchos niños.
Correcto: Había muchos niños.

Incorrecto: Han habido ocasiones.
Correcto: Ha habido ocasiones.

Fuente: https://sway.com/cxu0pR5DVf2g1vSy

#Ortografía: El prefijo se escribe en una sola palabra

El prefijo es una partícula, formada por una o más letras, que se escribe antes de una palabra y cambian o le dan características específicas a esa palabra.

Ejemplos de prefijos son: anti, vice, post, pre, contra, ex.

Los prefijos se escriben unidos a la palabra:

  • Antivirus.
  • Vicepresidente.
  • Posvacacional.
  • Prevacacional.
  • Contraoferta.
  • Extrabajador.

Es incorrecto colocarlo en dos palabras separadas o con un
guion. Por lo tanto es incorrecto escribir:

  • Anti-robo.
  • Ex presidente.
  • Extra-terrestre.

Cuando el prefijo acompaña a varias palabras, sí es correcto escribirlo
separado:

  • Ex primer ministro.
  • Ex primera dama.

Fuente: Semana Mercantil.

–“La buena ortografía es sexy”

¿Qué significa “Bizarro”?

La mayor parte de las veces la palabra “bizarro” se la emplea para calificar algo extraño, grotesco, raro, anormal o extravagante. Incluso muchos medios de comunicación la usan con esa acepción.

Sin embargo, el diccionario de Real Academia Española desaconseja que se use en este sentido y la define sí:

1.  adj. valiente (‖ esforzado).

2. adj. Generoso, lucido, espléndido.

Cabe repetir que el sentido de “raro” ni siquiera está aceptado. Bizarro es valiente, generoso, esplendido y nada más.

¿Cómo llegó entonces ese significado a distorsionarse tanto?

El origen del error proviene de un falso amigo* del inglés y el francés: Bizarre, cuyo significado en esos idiomas sí se refiere a algo raro o extravagante.

bizarre-bizarro-traduccion

Ya sabes, si te dicen que eres bizarro o bizarra… Tu sólo tienes que decir gracias 😉

valiente

*: Un falso amigo es una palabra perteneciente a un idioma foráneo que se parece mucho a una palabra de nuestro idioma, pero que significan cosas muy diferentes. Ejemplo: Red, en inglés es Rojo, pero en español se refiere a una conexión de cosas o una malla.

100 libros que debes leer

bebe_leyendoLa presente lista es una recopilación de lecturas recomendadas según otros listados (citados al final del artículo), pero en el que se han incluido algunas obras de importancia local (Venezuela). Tenía pensado titularlo “100 libros que debes leer antes de morir”, pero me pareció demasiado patético, además, después de leer estos 100, probablemente debas leer otros libros de autores que te hayan gustado; también después de leer estos habrán otros 100 libros que valen la pena leer y luego otros 100 y así. Esta lista es sólo referencial, un comienzo.

# Título Autor
1  Orgullo y prejuicio Jane Austen
2  Matar a un ruiseñor Harper Lee
3 El diario de Ana Frank √ Ana Frank
4 1984 √ George Orwell
5 Trilogía de El señor de los anillos J.R.R. Tolkien
6  La saga de Harry Potter J.K. Rowling
7 El Retrato de Dorian Gray Oscar Wilde
8 El Principito √ Antione de Saint-Exupéry
9 Alicia en el País de las Maravillas Lewis Carroll
10 Don Quijote de la Mancha √ Miguel de Cervantes
11 La Divina Comedia √ Dante Alighieri
12 Juan Salvador Gaviota √ Richard Bach
13 Cien años de soledad Gabriel García Márquez
14 Anna Karenina León Tolstoi
15 Crimen y castigo √ Fiodor Dostoievski
16 La metamorfosis √ Franz Kafka
17 Doña Barbara Rómulo Gallegos
18 El Gran Gatsby Francis Scott Fitzgerald
19 El Conde de Montecristo Alexandre Dumas
20 Cuento de Navidad Charles Dickens
21 Las Lanzas Coloradas Arturo Uslar Pierti
22 Mujercitas Louisa May Alcott
23 El Señor de las Moscas William Golding
24 Las aventuras de Huckleberry Finn Mark Twain
25 El guardián entre el centeno J.D. Salinger
26 Cometas en el cielo Khaled Hosseini
27 Fahrenheit 451 Ray Bradbury
28 Drácula Bram Stoker
29 El Cantar de Mio Cid (anónimo)
30 Trampa 22 Joseph Heller
31 Cumbres borrascosas Emily Brönte
32 Los Miserables Víctor Hugo
33 El Túnel √ Ernesto Sábato
34 Criadas y Señoras (The Help) Kathryn Sockett
35 Frankenstein Mary Shelley
36 Los tres mosqueteros Alexandre Dumas
37 El viejo y el mar Ernest Hemingway
38 Hamlet William Shakespeare
39 El Resplandor Stephen King
40 Colmillo Blanco Jack London
41  Al este del Edén  John Steinbeck
42 Pedro Páramo  Juan Rulfo
43  Casas Muertas √ Miguel Otero Silva
44  Oliver Twist  Charles Dickens
45  Una arruga en el tiempo  Madeleine L’Engle
46  Las Cenizas de Ángela  Frank McCourt
47  Las uvas de la ira John Steinbeck
48  Ulysses  James Joyce
49  Trópico de Cáncer  Henry Miller
50 Lolita Vladimir Nabokov
51 Jane Eyre  Charlotte Bronte
52 Moby Dick Herman Melville
53  El Extranjero Albert Camus
54  Robinson Crusoe Daniel Defoe
55  Los viajes de Gulliver  Jonathan Swift
56 El Hombre Invisible Ralph Ellison
57  El corazón de las tinieblas  Joseph Conrad
58  La naranja mecánica  Anthony Burgess
59 Una breve historia de casi todo  Bill Bryson
60  En el camino  Jack Kerouac
61  El viento en los sauces  Kenneth Grahame
62 Un mundo feliz Aldous Huxley
63 A Sangre Fría  Truman Capote
64  Lo que el viento se llevó Margaret Mitchell
65  El color púrpura  Alice Walker
66  Viaje al centro de la Tierra  Julio Verne
67  La Historia Interminable  Michael Ende
68  El curioso incidente del perro a medianoche  Mark Haddon
69 Alguien voló sobre el nido del cuco  Ken Kesey
70  Memorias de Mamá Blanca  Teresa de la Parra
71  La Ladrona de Libros Markus Zusak
72 La guerra de los mundos H. G. Wells
73 La Ilíada Homero
74  Fausto  J. W. Von Goethe
75  En busca del tiempo perdido  Marcel Proust
76  Madame Bovary Gustave Flaubert
77  Tokio blues Haruki Murakami
78  Rojo y negro  Stendhal
79  La campana de cristal  Sylvia Plath
80 La Metamorfosis  Ovidio
81 Beloved  Toni Morrison
82  La señora Dalloway  Virginia Woolf
83 Las mil y una noches (anónimo)
84 Los cuentos de Canterbury Geoffrey Chaucer
85  El proceso Franz Kafka
86 El ruido y la furia William Faulkner
87  Mil soles espléndidos  Khaled Hosseini
88  Los pilares de la tierra  Ken Follett
89  Guerra y paz  León Tolstói
90  Memorias de una geisha  Arthur Golden
91  El amor en los tiempos del cólera Gabriel García Márquez
92  El llano en llamas Juan Rulfo
93 La Odisea  Homero
94  El idiota  Fiódor Dostoievski
95  Adiós a las armas Ernest Hemingway
96  Grandes Esperanzas Charles Dickens
97  Platero y yo √ Juan Ramón Jiménez
98  Rebelión en la granja  George Orwell
99 Las uvas de la ira John Steinbeck
100 Romeo y Julieta William Shakespeare

Extras:
Personalmente agregaría a este listado, solo por gusto personal:
Ready Player One de Ernest Cline (a pesar de qué a nivel literario no se compara con ninguno de la lista).
Paula de Isabel Allende.
La Fortaleza Digital de Dan Brown (a pesar de que su libro estrella es El Código Da Vinci, me parece que los libros de Brown se dividen en La Fortaleza Digital y el resto).
La Dama de Las Camelias de Alejandro Dumas (hijo).
El Caballero de la Armadura Oxidada de Robert Fisher.
Humor y Amor de Aquiles Nazoa.

¿Cuáles libros crees que deberían estar en la lista? ¿Cuántos has leído de la lista? ¿Cuáles recomiendas?.

Fuentes:
CribeoAlgunos de los 100 libros que hay que leer antes de morir.
Acción Preferente100 libros que todos deberían leer antes de morir.
Mundos de Lectura100 libros que hay que leer antes de morir.
Cultura Colectiva100 libros que debes leer antes de morir.
Venezuela al día¿Qué libros hay que leer antes de morir?.
Book Eater: 50 libros que hay que leer antes de morir.
Que Leer: Los nueve libros que hay que leer antes de morir, según Vargas Llosa.
El confidencial: 50 libros que tienes leer antes de morir.
Librópataslos 100 libros más importantes de la historia.
– Las Lecturas de Mr. DavidmoreLa lista definitiva de los 100 mejores libros de todos los tiempos.

Tomando Impulso

TOMANDO IMPULSO

(Por: Sergio Pérez Castañeda)

Tomando Impulso

Toma mi mano,
déjame ayudarte,
pero espera,
no soy muy fuerte,
así que toma impulso ,
para que el esfuerzo se
divida entre los dos.

A lo mejor mi mano,
nada más será una guía,
y el esfuerzo será nada más tuyo,
y lo único que necesitabas
era confianza para poder elevarte.

No titubees, mi mano sigue extendida,
sin condiciones ni requisitos ,
si la tomas, no estás adquiriendo
conmigo ningún compromiso
ni tampoco alguna deuda.

Quien diga que no ha necesitado
de una mano amiga para caminar
hacia adelante,
es que no ha recapacitado bien.

El afirmar que somos lo que somos
gracias solo a nuestro esfuerzo, es
una verdad a medias.

Porque el hombre siempre ha necesitado
un estímulo para mirar hacia arriba,
sólo que a veces nos concentramos tanto
en nuestra tarea,
que no le damos importancia
a las manos que se extendieron,
porque fueron tan rápidas,
que no se notaron.

Ojalá que eso haya sido,
y no nuestra ambición y egoísmo,
que nos cegó de tal manera,
que no nos permitió ver la
existencia de esas ayudas,
durante nuestras vidas.

Así que, tomemos un respiro
en nuestras actividades,
meditemos y exclamemos…

¡Benditas esas manos anónimas
que se tendieron para ayudarme
a llegar hasta donde estoy…!

Pero espera,
aun quedan planos más altos por subir,
pero no te preocupes…
aquí está mi mano extendida…
pero esta vez, sí te pediré algo…

¡Mira hacia abajo,
y si hay alguien que necesite una mano,
extiéndele la tuya, y…

¡Subiremos todos!

El Odiante [Crónicas Desquiciadas]

Antes que nada, quiero aclarar algo: yo estoy aquí por equivocación. Absolutamente cierto. Soy un tipo de lo más sano, no entiendo qué les ha hecho pensar que necesito desahogarme de algo, curarme de algo, y mucho menos confesarme por algo. Y entiendo que los doctores, los terapeutas de la nueva era, los psicólogos, los renacedores, los que hacen programación neurolingüística, los astrólogos y hasta los brujos piensen que todo el mundo está loco. Se entiende, tienen que trabajar, tienen que comer. Pero yo no, aunque les duela, yo no estoy loco. Todo lo contrario. Estoy harto del montón de locos que habita este planeta. Gente que quiere desesperadamente ser sana, evolucionar, tener pareja. Gente que quiere ser feliz ¡qué fastidio! ¿Habrá algo más insípido, más perfectamente aburrido, más inútil, menos teatral que la felicidad? Y diganme odioso, eso si, lo admito. Yo soy un odioso. Y es que el mundo está lleno de gente con potencial para ser odiada. De cosas potencialmente odiables, y momentos y situaciones definitivamente detestables. Así que yo, sencillamente, odio todo. Sí, odio. Odio. Odio a los testigos de jehová, a los Hare Krishna, a la gente que no toma ni vino un treinta y uno de diciembre, odio los avisos de no fumar, odio los ecologistas, a la gente buena que quiere a todo el mundo, a losoptimistas a ultranza que no se quejan de nada y a todo le buscan la vuelta, odio a los vegetarianos, a las parejas felices, a los niños con su escándalo y sus manos empegostadas de dulce, odio las fiestas familiares, odio los domingos y, en general, odio buena parte de la existencia sobre esta tierra. En fin, soy un odioso. O un odiante. Eso. Me declaro un odiante, el odiante mayor. Y eso que no me hace feliz. Pero tampoco me importa. Es más, creo que tengo derecho a defender mi infelicidad a como dé lugar. ¿Dónde está escrito que uno tiene que andar por la vida riéndose de todo, pensando que todo está bien en mi mundo y que cada día estoy mejor, mejor y mejor? ¡Pues no! Me niego a sumarme a esa comparsa de desquiciados que quieren componer el mundo, que total nació descompuesto y que fue y será una porquería como dice la canción. ¿Y qué? Me inego a pasar el resto de mi vida buscando algo tan abstracto, efímero y cursi como “la felicidad”, a sabiendas que no existe y de que es una utopía tan grande como la vida en la luna. Me niego a dejar de fumar, a comer sano, a preservar mi existencia en este mundo como si fuera una experiencia maravillosa que hay que alargar per sécula seculorum…¡noooooooo! Yo si fumo, y sin embargo no ando por ahí pegando cartelitos que digan “FUME AQUÍ”. ¿Por qué me tengo que calar entonces que me digan que no fume allá, que no fume acullá, que respete mi vida, que me cuide? ¿Por qué me tengo que cuidar, para qué, para quién? Y sí, tomo, bastante, en cantidades altamente condenables. Y soy inmoral, promiscuo, desvergonzado y pecador. Y pienso que el mundo se divide sencillamente en dos grupos: la gente como yo, y unos cuantos hipócritas que son igualitos a mí, pero no lo dicen. Es más, ¿saben qué? No le temo a la muerte. Y una cirrosis hepática me parece una forma de lo más respetable de morirse. Además, ¿acaso existe una buena forma de morir? ¿No se trata al final de estirar la pata y punto, bien sea que te atropelle un carro o que te mueras en tu casa frente al televisor como un imbécil comiendo zanahorias, haciendo ejercicios y repitiéndote que la vida es bella y que Dios te ama? Pues no, señores. A mí déjenme con mi odio que yo no ando proclamando nada ni convenciendo a la gente de nada. No ando entregando folletos para que la gente sea como yo, para que todos seamos una partida de odiantes sin remedio, para que el mundo siga siendo imperfecto y la vida invivible. ¿Entonces? ¿por qué yo si tengo que aguantarme el discursito y la imposición de ser feliz a ultranza sin elección? Yo defiendo mi derecho a odiar, a amargarme la vida, a corroerme de envidia, a sentir gula, avaricia, ira, pereza, vanidad y toda gama de pecados veniales, capitales y hasta mortales, porque de paso, no les niego que más de una vez he deseado cogerme a la mujer de mi vecino. Y me voy, porque odio hablar de más. Y no digo adiós, porque odio las despedidas.

Autor: Indira Páez… De la obra: Crónicas Desquiciadas.