Bullying Cultural

martin-prince-venganzaLa mayoría de personas cultas son fascinantes (para mi), sin embargo, hay individuos que usan su cultura para creerse mejor que los demás, pareciera que cada libro que consumen o cada habilidad que desarrollan, aumentan su ego y su prepotencia.

Yo siempre he creído que no hay personas “brutas” (de hecho odio esa palabra)… El que me conoce, sabe que, una de las pocas cosas que logran molestarme, es que la gente diga “es que soy muy bruto para esto” o “es que estoy muy vieja para aquello”…

Les tengo dos grandes verdades:

  1. NADIE es bruto. Todos tenemos la capacidad de aprender y desarrollar habilidades. ¡Claro! Hay personas que brillan por tener habilidades natas, para ciertas actividades, eso se llama APTITUD y es un caso aparte. Lo importante es que la vida te puede sorprender con la sabiduría de aquellos que parecen poco letrados. En mi vida, más de una conversación con un vigilante, con una señora de limpieza o con un niño me ha dejado más conocimientos, valores o crecimiento personal que muchas horas de clases en la Universidad.
  2. No hay límites para el ser humano. Ciego, sordo, gordo, mocho, loco, tullido, viejo, son sólo excusas, muchas veces causadas por etiquetas tontas, no importa tus condiciones, si tu quieres algo lo puedes lograr. Te doy dos ejemplos: ¿Conoces a Maickel Melamed? Él, a pesar de sus limitaciones motoras, es capaz de hacer un maratón de 42K, practicar parapente, paracaidismo, buceo, alpinismo y muchas otras cosas.… Creo que si yo intentase correr 5K probablemente estaría quejándome de dolores por una semana. Otra falsa creencia es aquella que reza “no puedo aprender música porque no tengo oído musical“. Ciertamente hay personas con un talento innato hacia la música, pero eso no implica que nosotros, los mortales, no podamos ser buenos músicos, sólo es cuestión de mucho aprendizaje y entrenamiento adecuado.

Pero a lo que quiero llegar es que NADIE… ABSOLUTAMENTE NADIE, por más conocimientos o habilidades que tenga tiene derecho a mirar a otros por encima del hombro. Por más libros que haya leído, por muy músico de gran orquesta que sea, por muy mega-gerente que sea, por muy profesor con 50 postgrados que sea.

Cargos, creencias, preferencias, conocimientos, habilidades… NADA COLOCA A UN SER HUMANO POR ENCIMA DE OTRO, por lo tanto, los invito a que no pertenezcan a ninguno de estos dos grupos:

– Los que hacen bullying cultural: aquellos que se creen mejores por creer saber más que los demás y quieren humillarte (o lo practican sin “darse cuenta”).
– Los que se dejan hacer bullying cultural y viven humillados por la cultura o los conocimientos de otro.

Haz un poquito de auto-análisis… Hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Será que en ocasiones mi pareja me ha hecho sentir humillado(a) por las cosas que él sabe y yo no?
  • ¿Es posible que yo, por ser profesor de idiomas, y hermoso en todos los sentidos, esté haciendo sentir a mis amigos mal con mi extrema perfección?
  • ¿Será que mis diversos aportes en erradicar la extrema ignorancia del mundo son bien recibidos?
  • ¿Soy una persona humilde?
  • ¿Me siento mal por no saber algo que otro sabe?

Ya sabes… Por un lado no te sientas limitado a alcanzar el conocimiento o habilidad que desees tener. Por otro, usa tus conocimientos para ayudar al prójimo a crecer, no para hacerlos sentir humillados.

¡DILE NO AL BULLYING CULTURAL! 🙂 

Deja un comentario